sábado, 17 de febrero de 2018

GALERIA VIRTUAL



















Cuadro Nº1

Titulo: Flores
Técnica: Espátula
Autor: Jodellimne Seudónimo (Columba Angelina Felizola)
Año: 1974
Medidas: 19 X 24 cms 
Precio: Bs: 18.000.000,00

____________________________________________

















Cuadro Nº2

Titulo: Composición
Técnica: Acuarela y tinta china
Autor: Orlando Materán Alfonzo
Año: 2008
Medidas: 33,5 X 44 cms
Precio: Bs: 32.000.000,00

____________________________________________

















Cuadro Nº3

Titulo: Hacia una alegría
Técnica: Óleo sobre parpatú
Autor: Asdrubal Maestre
Año: 2003
Medidas: 21 X 17,5 cms
Precio: Bs: 13.000.000,00

________________________________________
















Cuadro Nº4

Titulo: Evasión y Espacio
Técnica: Óleo sobre tela
Autor: Orlando Materán Alfonzo
Año: 1980
Medidas: 27 X 39 cms
Precio: Bs: 32.000.000,00

_______________________________________

















Cuadro Nº5

Titulo: Callejón Z. Petare. Caracas. Venezuela
Técnica: Óleo sobre tela
Autor: Asdrúbal Maestre
Año: 2000
Medidas: 22 X 11 cms
Precio: Bs: 8.000.000,00

_________________________________________

















Cuadro Nº6

Titulo: Espacio sideral
Técnica: Mixta
Autor: Orlando Materán 
Año: 2002
Medidas: 46,5 X 61 cms
Precio: Bs: 42.000.000,00

___________________________________

















Cuadro Nº7

Titulo: Paisaje
Técnica: Mixta
Autor: R. Abreu
Año: 2001
Medidas: 38 X 28
Precio: Bs: 16.000.000,00

__________________________________________



domingo, 11 de febrero de 2018

ALFREDO SADEL: EL TENOR FAVORITO DE VENEZUELA



Resultado de imagen para alfredo sadel


ALFREDO SADEL, cuyo verdadero nombre es Alfredo Sánchez Luna, nació el 22 de febrero de 1930, en la ciudad de Caracas, Estados Unidos de Venezuela, Parroquia San Juan, cuna de no pocas glorias capitalinas.

Fue uno de los tres hijos del matrimonio, conformado por Manuel Sánchez Benítez y Luisa Amelia Luna, quienes le bautizaron como Alfredo.

Cursó estudios de primaria en el Colegio Los Salecianos, y fue allí, donde comenzó a mostrar sus aptitudes para el canto. Realizó estudios de educación primaria hasta 1944, cuando abandona la escuela, por problemas financieros de su familia. Dos sacerdotes amigos de la familia, contribuyeron a impartir instrucción musical y arte escénico: el padre Calderón y el padre Sidi. 

Hacia los años 60, decide incursionar en el bel canto, con tal propósito, viajó a un conservatorio de Salzburgo, en donde obtuvo la calificación de "Distinguido" y con ello, la contratación dentro del mundo artístico europeo; de manera especial, a lo largo y ancho de la Unión Soviética.

Incluido en la afamada obra "Cantantes de nuestro Tiempo" reservada a las máximas figuras del bel canto a nivel mundial. Verdadero cruzado en el afán de divulgar y popularizar el género operístico a todo lo largo de la geografía venezolana. Productor de programas de radio y televisión de gran éxito.Cantante estelar de óperas y zarzuelas.

Reconocido cantante, compositor y músico popular venezolano. Considerado, el intérprete popular y lírico más importante, en la historia musical venezolana. Fue apodado, "El Tenor Favorito de Venezuela". Triunfador rotundo, artista arrollador y sobrado en el campo de la música popular.

De su infancia diría: “Aprendí a amar estas canciones de Juan Arvizu, Imperio Argentina y las que cantaba el mismo Agustín Lara, que encerraban un mundo tan grande para mi” además fue triste, solitaria y llena de privaciones, bajo la única responsabilidad, de la madre. 

Su primera presentación fue en la Catedral de Caracas, donde cantó el Ave María impresionando satisfactoriamente al público. Diversos mecenas ayudaron a su formación, que empezó en la Escuela Superior de Música de Caracas y continuó a lo largo de su vida en Ciudad de México, Nueva York, Buenos Aires, Barcelona (España), Salzburgo y Milán e incluían solfeo, piano, armonía y composición.

Se conoce que poseía habilidades, como el dibujo y la pintura, siendo sus caricaturas publicadas en dos medios impresos de la época, hoy desaparecidos como el diario La Esfera y la revista humorística Fantoches. Posteriormente, estas habilidades le servirían para trabajar como dibujante en una agencia publicitaria, y con el ingreso devengado ayudaba a mejorar la situación de su hogar. Así, pudo pagar la grabación de su primer disco de 78 rpm, con los temas: el bolero Desesperación y el pasodoble El Diamante Negro, homenaje al torero Luis Sánchez, así apodado.

En esa época, tuvo la oportunidad, de participar como cantante en una presentación pública en la que había varios artistas del mismo apellido, y estando de moda cantantes con su apellido paterno, decidió que era oportuno modificar su nombre, de tal modo que se le ocurrió tomar la primera sílaba de su apellido "Sa" y le añadió la desinencia "del", por Carlos Gardel, a quien admiraba. Es así nació su apodo artístico Alfredo Sadel como se le conocería en lo sucesivo.

En 1947 ingresa como cantante aficionado a un programa radial en la emisora caraqueña Radiodifusora Venezuela, y al siguiente año, firma contrato con la empresa discográfica local Discos Rex, para grabar su segundo disco sencillo. El mismo, fue grabado en un estudio improvisado en los altos del Teatro Municipal, contenía nuevamente el pasodoble Diamante Negro y una interpretación instrumental del Mambo Número 5 de Dámaso Pérez Prado. A pesar, de los defectos técnicos de esta grabación, fue un éxito de ventas, ya que se vendió la cantidad de veinte mil copias, lo que marcó el inicio de una ascendente trayectoria musical,

En 1950 inicia carrera en el cine al participar en la cinta “A La Habana me voy”, con los cubanos Blanquita Amaro, Otto Sirgo y el argentino Tito Lusiardo. En 1951, protagoniza Flor del campo, producción con música y argumento venezolanos, junto a Rafael Lanzetta y Elena Fernán.

En 1952, viaja a los Estados Unidos allí actúa en el teatro Chateau Madrid de Nueva York, durante trece semanas seguidas, acompañado por la orquesta de Aldemaro Romero, de quien se hace amigo. Debuta en el teatro Jefferson de Nueva York, y adquiere gran popularidad. Se convierte en el primer artista venezolano en actuar en la televisión estadounidense al ser contratado y presentado en show del presentador Ed Sullivan, y en otros programas exitosos del país, y es considerado por la prensa como “El artista latino más popular de la televisión norteamericana”.

En 1955 debutó en La Habana, Cuba, obteniendo gran éxito de modo tal que se le ofrece la posibilidad conducir su propio programa musical, el cual años más tarde se adueña totalmente de la sintonía. Ese año graba su primer LP titulado Mi canción, con el sello RCA Víctor que buscó para la ocasión, el hacerlo acompañar con una orquesta dirigida por el músico y arreglista argentino Terig Tucci. Sadel compartió su carrera como cantante con la actividad sindical artística, promoviendo en 1947 la fundación de la Asociación Venezolana de Artistas de la Escena.

En 1958, vuelve a los Estados Unidos contratado por la empresa cinematográfica Metro Goldwyn Meyer. Sin embargo, permaneció un año recibiendo sueldo y al no serle asignado ningún papel, va a México donde sus discos lo habían hecho conocido. Allí, participa en el cine en las películas “El Ratón”, al lado de Raúl ‘Ratón’ Macías y “Tu y la mentira”, con Miguel Aceves Mejía y Evangelina Elizondo. Posteriormente, renuncia a su contrato con Metro Goldwyn Meyer.

Regresó a México en 1960 y participa en la película “Tres balas perdidas” junto a Javier Solís, Elvira Quintana, María Victoria y Julio Aldama. Actúa de nuevo con Miguel Aceves Mejía en “El buena suerte”,además de Sara García y de nuevo con Javier Solís y Julio Aldama, en la película “En cada feria un amor”.

Su carrera en el cine termina con “Martín Santos, el llanero”, coproducción Mexicano-venezolana con música de Juan Vicente Torrealba y José E. Sarabia, de nuevo con Miguel Aceves Mejía. En ella Sadel interpreta el vals "Di", tema expresivo en que hace gala de su voz. En el elenco aparecen la actriz mexicana Lorena Velásquez y la venezolana Adilia Castillo. 


Desaparece físicamente, en Caracas Venezuela, el 28 de junio de 1989. Pero, su legado no concluyó, porque su vida profesional y artística siempre estuvo al servicio de un propósito: la defensa permanente de la identidad y de los valores culturales de nuestro continente, la Patria Grande que Soñó Bolívar.

Nota: Alfredo Sadel se distinguió por sus numerosas composiciones de valses, boleros, pasodobles y musica folclórica, donde advertimos su vena poetica. Recomendamos "Golondrinas del Tiempo" y "Para Siempre" entre otras muchas.

Fuente: http://eglycolinamarinprimera.blogspot.com/2014/03/alfredo-sanchez-luna-alfredo-sadel.html

martes, 30 de enero de 2018

PUESTO DE LIBROS





































LA OBRA POETICA DE DANIEL GUTIERREZ PEDREIRO

Daniel Gutierrez Pedreiro un connotado poeta y pintor mexicano, nos ha enviado su libro una "Danza de los Lagartos", publicada por primera vez en 1994, con un notable éxito.

Se trata de un poemario de poesía amorosa, en versos libres y con imágenes evocadoras de su andar por esos territorios de la pasión, hecho canto, ansiedad: "Invento de un continente y nace un ramo de sangre entre mis huesos." "te amo", "te deseo" son andamios que sembraron raíces en mi piel, nos dirá, para luego declarar: "al borde de las navajas, desnudo como un espejo sobre la flor del humo escribo mi diario de fatigas." Y agrega: "Esta vez nada tocará mi vuelo" me escucho decir... Abre ante mi desnudez su gran boca la tristeza y caigo... caigo a su interno abrazo." "Pájaro sin alas / genero en la noche una rosa en llamas."

Estamos ante un volumen de poemas en verso y prosa colmado de sensualidad llameante. El autor nos lleva por los caminos de su "Danza de los Lagartos" hasta que: "Una manta de llanto eleva su bandera sobre el cadáver destrozado del amor" y "un largo lamento cabalga por las cornisas oscuras..." 

En el prólogo que firma el crítico Roberto Mendoza Ayala, nos señala: "poeta y director de escena de las palabras, casi libre de las puntuaciones, Daniel Gutierrez Pedreiro invoca el surrealismo en versos como los siguientes: "juguemos a que podemos derramar toda la sangre / No hay límites."

Estas son unas breves consideraciones sobre el Recreacionismo de Daniel Gutierrez Pedreiro en su "Danza de los Lagartos", Editorial Beda, Mexico, 2017.



lunes, 29 de enero de 2018

FIGURAS HEROICAS































Madre de Simon Bolivar - Museo Antropológico Maracay 


MARIA DE LA CONCEPCION PALACIOS DE BOLIVAR


Bella mujer, de la bondad hermana,
madre del Genio te eligió el destino,
y tú a la libertad diste camino
y le diste a la gloria forma humana.

Alumbraste a Simón, el peregrino
de la libertad que aún a edad temprana,
en parábola audaz, liberta y gana
pueblos hasta San Pedro Alejandrino.

Expiaste como él grandeza tanta;
la tragedia a los grandes amamanta,
la vida te dio lágrimas y acíbar.

Mas fue tu excepcional alumbramiento
la redención de un mundo, fue el portento
que hoy fatiga la gloria con Bolívar.


Emiro Duque Sanchez
De la obra "Humana Lumbre". San Cristóbal, Edo. Táchira. Año 1994. 

martes, 23 de enero de 2018

CRONICAS




LOS SOMBREROS VENEZOLANOS
Luis Beltrán Guerrero. (CANDIDECES)



TOLEDO no sólo es famoso por sus espadas y el Greco: también por sus sombreros, gorras y bonetes. Cervantes dice de Don Quijote que sentado, tenía puesto un bonete colorado toledano. Gracias, en su Criticón, consagra una página a los chapeos españoles, de vario y rico tipo: altos, bajos, chiquitos: anchurosos. Azorin nos ha hablado de los talleres de sombrería en Toledo por 1520, de donde salían los más elegantes, los más airosos sombreros, gorras y bonetes que pueda ponerse un caballero.

Una celosa dama del Cancionero Popular de Tucumán, interroga a este prenda: "Sombrero viejo y rompido, anoche, ¿donde has dormido?. A lo que sabiamente comenta nuestro querido y tan admirado Ricardo E. Molinari: "¡El vehemente preguntar al sombrero del hombre tan dramático! Esta prenda, tal vez, la más constante y reservada en la vida de una persona. El sombrero es compañero de malas y buenas. No cuenta, no se pone a aconsejar; no protesta donde lo colocan, pero el caballero limpia con su pesada mano el lugar por si contiene polvo y la descansa con suavidad y le vuelve los ojos al retirarse." Prenda henchida cargada de ser: como el reloj, el cuchillo, la pipa.

En esta época de sinsombrerismo, hablar de sombreros acaso sea hacer historia. Chambergos, calañeses, cordobeses: el sombrero de canal, el de canoa, el de tres candiles, el de catite, el de copa, el de medio queso, el de muelles, el de teja (de uso eclesiástico), el gacho, el flexible, el hongo, el tricornio, el de tres picos (famoso por el cuento de Alarcón), el Jipijapa: el panameño (que es ecuatoriano), que gustaba usar el General Gómez, de donde aquel retruécano: No es lo mismo el Consulado General de Panamá, que el General con su panamá de lado.

El sombrero pelo de guama ha sido el característico de nuestro pueblo. El sombrero de pajilla, por fresco tan tropical, es capítulo que escribirá Pablo Rojas Guardia, cuya juventud transcurrió en la Sombrería de su señor padre.

Venezuela ha aportado al mundo dos sombreros famosos: El "ros" (chacó pequeño, de fieltro de Olano, noble de la Península, humilde hijo de "la Capitana" en Venezuela; uno de los grandes romanticos, inmortalizado en el retrato de la tertulia del Parnasillo: el poeta del soneto famoso en que comparte el amor con sus dos patrias: el criptico autor de El Doctor Lañuela, que aún espera un analista de la talla de Dámaso Alonso.

El otro sombrero venezolano que echó a andar por el mundo, es el "Bolívar". Desde 1816 el "sombrero Bolívar" es muy usado en Europa. Lo portan Lord Byron, Enrique Heine, Silvio Pellico, Bellini, Botzaris, el tenor Rubinni, la trágica Raquel, Alejandro Dumas, Eugenio Sué, Victor Hugo nos habla de él en Los Miserables y Hostand en El Aguilucho. La moda del "sombrero Bolívar" dura más de cuarenta años. Los aristócratas le opusieron el sombrero Morillo, "sin alas, estrecho y ridículo, pero éste fue arriado bien pronto como un bandera en derrota, ante el extraordinario entusiasmo que produjo en los liberales europeos la victoria de Boyacá"., según atestigua Carlos Borges en página olvidada en las antologías y reediciones de su obra (El Cojo Ilustrado, Nº 493, I VI, 1912) 

Ya suelo usar por las noches ventosas y frías una vieja boina azul. Pero en un retrato que el pintor rumano Popescu me hizo en 1942, por orden del actual Presidente de la Cámara de Comercio de Caracas, don Ramón Imery, aparezco luciendo un corto sombrero verde . Ramón entonces era poeta y dueño de sastreria. Regalaba a sus clientes con retratos en la época pascual.

Ramón conserva, no obstante sus bien ganados denarios, el espiritu generoso de siempre por el cual se hermanó con Andrés Eloy Blanco. Yo dejé de usar sombrero, y no seguí el ejemplo de mi compañero mayor Don Pedro Sotillo., quien continúa llevando sobre su testa horsalino alón e imponente.

Viéndome en ese retrato de hace 31 años de verde vestido y con verde sombrero, me pareciera estar frente a una imagen premonitoria. Y recuerdo al poeta cubano Mariano Bruli en su Verde Halago: "Por el verde, verde / verdería de verde mar / Rr con Rr / Viernes, virgula virgen / enano verde / verdularia cantárida / Rr. con Rr. Verdor y verdin / verdumbre y verdura / verde, doble verde / de col y lechuga Rr con Rr. / en mi verde limón / pájara verde. Por el verde , verde / verdehalago húmedo / extiéndome. Extiéndete. Vengo del Mundodolido / y en Verdehalago me estoy".

Y si alguien , el importuno que no quiere concordia, sino transplantar odios extraños, me dice que confundo historia de los sombreros con poesía, y poesía con política, le diré: "No quiero, pero échalo en el sombrero". Siempre que política sea noble pensar liberal y patriótic, por sobre ultras de derecha e izquierda. Y aún más: "Sobre la yerba, la palma; / sobre la palma, los cielos; / sobre mi caballo, yo; / sobre yo, mi sombrero", como el llanero exalta su coraje e independencia. Y más: "Al cantarle al Niño / quítese el sombrero / porque se respeta / al Dios verdadero."

sábado, 20 de enero de 2018

POETAS DE SIEMPRE






Resultado de imagen para luis beltran guerrero















LUIS BELTRAN GUERRERO ES EL HUMANISTA VENEZOLANO DE MAYOR IMPORTANCIA DEL SIGLO XX


"...Poeta, ensayista y periodista venezolano, nacido en 1914 y muerto en 1996. Tanto en sus trabajos de ensayo como en sus composiciones líricas, se refleja su gran formación clásica y la influencia de la estética de Rubén Darío. En sus escritos en prosa, la variedad temática es elocuente. Destaca su amplio capítulo a la historia de las ideas venezolanas en Perpetua heredad (1965), donde se aprecia su amplio dominio en los motivos clásicos y modernistas.

Sus ensayos de índole política están insertos en El tema de la revolución (1970, Premio Nacional de la Literatura de ese mismo año). También trató temas de estética y literatura; por ejemplo, gracias a trabajos como Humanismo y romanticismo modernistas (1978) se puede delinear actualmente la importancia del romanticismo en la literatura hispanoamericana. Además, este prolijo escritor dejó una crónica sobre la vida cotidiana, recogida en Candideces (1962-1995), cuyo análisis revela una profunda reflexión sobre el devenir permanente.

En cuanto a la poesía, que, como ya se ha mencionado, combina igualmente las formas y estilo de la cultura grecolatina, se aprecia una obra de menor extensión, pero no por ello de menor calidad literaria. Entre sus obras, hay que resaltar:Secretos en fuga (1942), Posada del Ángel (1954), El Visitante (1958), Tierra de Promisión (1959), Poesía electa (1962) y Poemas de la Tierra, Primera Navegación Suma Poética (1975), recogidos en 1977 en Obra Poética.

El conjunto de sus libros como ensayista puede ser seguido a través de su Prosa crítica (1983), y el conjunto de su obra literaria, a través de Ensayos y poemas(1994).
Desde corta edad, apenas con 17 años ya estaba encargado de redactar editoriales para el periódico de Carora..." fuente:www.blogger.com.
Después se vino a Caracas y se graduó de bachiller en filosofía y letras en la Universidad Central de Venezuela, donde también logró su doctorado en Ciencias Jurídicas.

Fue profesor fundador del Instituto Pedagógico de Caracas, docente universitario, funcionario público, además de ensayista, crítico literario, articulista y poeta. Se formó en universidades argentinas y europeas, además de ser un acucioso lector y conferencista. Ocupó sillón de honor como miembro de las academias venezolanas de la historia y de la lengua.

Su inmensa obra literaria, ensayística y crítica se encuentra en poco más de 50 obras y miles de ensayos y artículos de opinión. Conservo su primer libro de poemas, Secretos en fuga (1942), editado por el Ministerio de Educación, en su colección Biblioteca Popular Venezolana, serie Poesía y Folklore, número 52.

El libro tiene una presentación de Antonio Arraíz y un epílogo, de Santiago Key Ayala. Nombres más que emblemáticos en la literatura venezolana de siempre.
Otros libros de importancia para comprender al venezolano y la venezolanidad, son: Palos de ciego (1944), Anteo (1952), Razón y sin razón (1954), El visitante (1958), Prosa poética (1983), Efemérides (1988), entre otros muchos textos.

Su obra de creación poética mantiene cierta influencia del clasicismo español. Así también, su impecable prosa ensayística que permanentemente enriquece nuestro español venezolano. Su temática es variadísima pero siempre es la cultura venezolana, su inmensa riqueza histórica y su infinito amor por su pueblo, su tradición y su lengua.

Exquisitos ensayos sobre los primeros tiempos del venezolano en la otrora majestuosa Nueva Cádiz de Cubagua, donde establece la primera tertulia literaria, al mencionar partes del inmenso poema de Juan de Castellanos, quien cita a cuatro soldados-poetas visitantes de esa isla.

Guerrero se atreve a decirnos en su ensayo que uno de estos soldados-poetas, Diego de Miranda, fue el padre del Caballero del Verde Gabán de Cervantes. Afirmaciones que hace sobre la base de sus estudios e investigaciones que permanentemente le mantenían encerrado, tanto en su biblioteca como en las academias de la historia y de la lengua.

Como articulista del diario El Universal, Luis Beltrán Guerrero colaboró por más de 30 años, con sus Candideces, reflexiones sobre la vida, el arte, la literatura, la historia, entre muchos temas.

Su poesía está enraizada a la tierra, al lugar de sus ancestros, pero también a la reflexión filosófica sobre la eternidad y el sentido de la existencia. "Hay un signo de olor en el pantano, / como si el viento escribiera por la ciénaga / sus versos, nada más".

Luis Beltrán Guerrero es ese humanista silencioso, contemplativo y absolutamente integrado a lo más puro de la esencia venezolana. Conocedor de lo trascendente, consciente de la grandeza de la cultura venezolana. Tan antiguo, tan presencia infinita, tan amigo.



Fuentes:

.- camilodeasis@hotmail.com @camilodeasis

.- http://eglycolinamarinprimera.blogspot.com/2015/03/luis-beltran-guerrero.html



POEMA DE LUIS BELTRAN GUERRERO.



LA GRACIA DEL VERBO 


Sordo el oído y ciega la pupila,
Tacto inseguro y estragado olfato,
 Sediento y torpe labio del milagro,
 Falso sensorio.

Vestido así con el humano harapo,
Al légamo y ludibrio destinado,
Sentí la angustia de saberme oruga,
Viendo la cumbre.

Por zarza ardiente y breña tenebrosa
La planta encaminé del peregrino,
Fue el licor de mis venas viva savia,
Cieno el abono

Para la rosa que corté en la cima,
Para la estrella que arranqué del cielo:
Luz y fragancia en el sufrido pecho,
Gloria del canto.

Gloria del Verbo, padre de los mundos,
Padre de Dios también porque le nombra
Padre de la paloma sempiterna,
Vuelo del alma.

Vuelo del eco por alcor y llano,
Narciso de su misma resonancia
Que en cada pedernal se multiplica,
 Signo en el aire.

Lengua de llama: muerte, odio, guerra,
Pasión que en uno funde dos latidos,
Mármol y lienzo y lira amor consagra,
Leño en el fuego.

Raíz hendida hasta la entraña madre,
Fácil arcilla endeble despreciada,
Metal y jugo en el oscuro seno,
Cofia en la tierra.

Por la infinita senda de los mares,
Sonrisas de las olas prodigando,
Estelas fugitivas repitiendo,
Huella en el agua.

Que así por agua, tierra, aire y fuego,
Cuaterna vía, concepción del orbe,
Numen de perfección sobre las cosas,
Tal la palabra.

Demonio de la carne transitoria
Cuando cortado umbilical ligamen
Verbo es el grito del dolor primero,
Gracia del llanto.

Sangre es el vino en el divino cáliz,
Hostia es el trigo de verdad y vida
Y luz de redentoras claridades,
Gracia del gozo.

Mosaica vara en la impasible roca,
Vital llamado al bíblico difunto,
Todo nace y revive ante su aliento,
Magia del verbo.

Forjé mi copa del cristal perenne,
Urna fiel de color y de sonido,
Vaciando en ella con unción devota
Suspiro y mente.

Idea y corazón, connubio arcano,
¡Violento Saulo y Pedro endurecido!
Romántico sentir, clásico juicio,
Tú, mi palabra.



Fuente: 

http://feriadellibroccs.org.ve/images/descargas/Antologia%20poetica%20Luis%20Beltran%20Guerrero.pdf

martes, 16 de enero de 2018

POETA JOSE RAMON MEDINA























Una campana, un ala, un verso me conducen a un pueblo.
En él habita dulcemente una edad de manzanas y
riachuelos.
En él hay una senda de naranjos que florecen azahares y
recuerdos.

Nada es tan limpio para el alma como la viva estampa
de este pueblo.
Sus contornos me son tan familiares que no necesito del
día para verlo.
 Va conmigo su suave transparencia, alta en el aire azul
de un claro cielo.
(Yo diría callada y brevemente:
La memoria lo guarda entre sus muros como la soledad


guarda el silencio.)

De: Edad de la esperanza (1945-1947)

José Ramón Medina

BIOGRAFIA



El 20 de julio de 1921 nace en San Francisco de Macaira, estado Guárico, el abogado, ensayista, crítico y esencialmente poeta José Ramón Medina. Ha sido Magistrado de la Corte Suprema de Justicia, Fiscal General de la Nación y Contralor de la República.

Desde los primeros años de su vida, dio muestras de su viveza e inteligencia. Menudo y despierto, imaginamos que alternaba sus juegos infantiles con la curiosidad de los libros que solía tropezar en las gavetas de un viejo escritorio cubierta de amarillos papeles en un rincón hogareño.

La lectura de un ejemplar "El Cojo Ilustrado" que insertaba en varias de sus páginas el poema de Francisco Lazo Martí, dedicado a un bardo amigo:

Es tiempo de que vuelvas, es tiempo de que tornes"

La cadenciosa música de estos versos y las melancólicas coplas de los peones que conducían largas y lentas caravanas de reses, que entre mugidos y tonadas, se perdían en el horizonte, acaso despertó la sensibilidad poética del joven Medina. 

En su afán por abrirse paso en el mundo del pensamiento, completó el bachillerato y comenzó los estudios de Derecho, en la Universidad Central de Venezuela.

En Caracas da a conocer sus exultantes cosechas líricas, aún tocadas de los acentos nostálgicos de la tierra provinciana. Sin abandonar su vocación poética, y sin poner de lado sus trabajos y exploraciones en el plano de la literatura, viaja a Europa para ampliar sus conocimientos y seguir un curso de post- grado en derecho penal, y luego a París para cursar estudios en criminología.

En el aspecto literario, formó parte del grupo «Contrapunto» (1948); fue Director de la Revista Shell. Obtuvo, los siguientes premios: Premio Único en el Concurso de Enseñanza Secundaria, Chile 1944; Premio Universitario de Poesía, Caracas, 1949; Premio Municipal de Poesía, Caracas, 1949; Premio de Poesía «Juan Boscán», del Instituto de Cultura Hispánica de la Universidad de Barcelona, España, 1952; Premio Internacional de Latinidad «Simón Bolívar», en Siena, Italia, 1957; y el Premio Nacional de Literatura 1959-60.

En su poesía registra con especial delicadeza los sentimientos más íntimos; esa finura es la nota dominante de su hacer, tanto cuando registra lo más íntimo como cuando se duele, en sus últimos libros, al menos desde En la reciente orilla, de todo lo que aqueja al ser humano en estos días.

 El conjunto de su obra puede seguirse a través de Poesía plural (1969) y Ser verdadero (1982). Como intérprete del fenómeno literario, ha consagrado diversos libros al examen de obras y autores de las letras venezolanas, tarea que ha convergido en su libro mayor en este campo sus Noventa años de literatura venezolana (1992).


Para el año 1996 el Dr. José Ramón Medina es Presidente del Consejo Directivo de la Fundación Biblioteca Ayacucho y su Director Literario. En los últimos años estuvo al frente de la Embajada de Atenas, en su afán  de venezolano inmutable  de servir a la Nación.




Fuentes: 

http://elizabeth-vocesdelsilencio.blogspot.com/2012/12/jose-ramon-medina.html

http://eglycolinamarinprimera.blogspot.com/2014/11/jose-ramon-medina-poeta.html