miércoles, 31 de mayo de 2017

JESUS ARANGUREN: Un destacado intérprete de nuestro folclor








































Jesús Aranguren nació en Caracas.(1927 - 1988).. Se inicio como cantante con el conjunto Típico de Vicente Flores en al año de 1944. Poeta, actor, declamador, promotor cultural y autor de varios álbumes de poemas, fue durante la década de los sesenta, cuando le conocimos, uno de los más destacados interpretes de temas humorísticos y negroides, poseedor de una gama de modismo lingüísticos de nuestro argot, que unidos a las expresiones socio - culturales de los costumbrismos nativistas o toponimia folclórica de la región de Barlovento, los convierte en poesía.

Durante muchos años se presentó en la Televisora Nacional Canal 5, Radio Caracas Televisión, Televisa, (Venevisión); emisoras, teatros y auditorios de instituciones públicas y privadas de todo el país. En su repertorio incluía poemas de Andrés Eloy Blanco, Ernesto Luis Rodríguez, Manuel Rodríguez Cárdenas, Aquiles Nazoa, Miguel Otero Silva, Ángel C. Bello y temas, de su inspiración como los titulados: "Los Unisex", "Un Canto a Barlovento", "La Negrita Bernabé" y "Las Pavitas Modernas" y "Evocación al Poeta", entre otros.

Muy conocida fueron sus publicaciones donde seleccionaba versos de autores venezolanos y de otros lindes del Continente y que aún se pueden conseguir en algunas librerías.

Vaya esta crónica en homenaje a uno de los más apasionados difusores de la poesía y que hoy se encuentra en el paseo de los soñadores.

"Hombre sencillo y bueno y gran poeta del que perdimos su cuerpo, pero el que siempre seguiremos teniendo la emocionada humanidad de su palabra."

Fuente: Revista ENFOQUES Nº3. Octubre de 1975.



jueves, 25 de mayo de 2017

LA SEMANA



LA SEMANA

REVISTA DEL HOGAR

LA SEMANA, publicación que patrocinó durante varias décadas una conocida cadena de supermercados, impresa a full color, de distribución gratuita, con un staff de periodista e intelectuales que en sus trabajos ilustraron a los lectores de los más variados temas. Se convirtió en los años 70 como la revista más leída. Su director el Doctor Tibor Korody fue muy exigente con el material que se publicaba y ello contribuyo, sin lugar a dudas, que la citada revista llegara a un sitial de honor en los hogares. Que tiempos aquellos ...!






















lunes, 22 de mayo de 2017

GALERON CON UNA NEGRA - AQUILES NAZOA




Las Cosas




Desde Guachara al Cajón
de Cazorla a Palo Santo
no hay negra que baile tanto
como la negra Asunción
Cuando empieza el galerón
y entra mi negra en pelea,
todo el mundo la rodea
como hormiguero a huesito.
¡Por que hay que ver lo bonito
que esa negra joropea!


Que esa negra joropea
bien lo sabe el que la saca,
que la compara a su hamaca
cuando hay calor y ventea.
-¡Así es que se escobillea!
-le dice algún mocetón.
Y en su honor hace Asunción
una figura tan buena
que como flor de cayena
se le esponja el camisón.

Se le esponja el camisón
y el mozo que la ha floreado
salta: -¡Permiso cuñado,
que es conmigo la cuestión!
Luego se ajusta el calzón,
la engarza por la cintura
y con tanta donosura
se le mueve y la maneja
que la negra lo festeja
con una nueva figura.


Con una nueva figura
en que ella se le encabrita
como gallina chiquita
cuando el gallo la procura.
-¡Venga a verla, don Ventura!
-grita alguno hacia el corral,
y desde allí el caporal
dice con cara risueña:
-Baila bien esa trigueña;
yo la he visto en Guayabal.


Yo la he visto en Guayabal
y también en San Fernando
Yo vengo el llano cruzando
de paso para El Yagual,
y aunque decirlo esté mal
por parecer pretensión
desde Guachara al Cajón
de Cazorla a Palo Santo,
¡No hay negra que baile tanto
como mi negra Asunción!


domingo, 21 de mayo de 2017

PINTAME ANGELITOS NEGROS - ANDRES ELOY BLANCO


Image result for andres eloy blanco


¡Ah mundo! La negra Juana,
¡ la mano que le pasó!
Se le murió su negrito,
sí, señor.

-¡ Ay compadrito del alma,
tan sano que estaba el negro!
Yo no le acataba el pliegue,
yo no le miraba el hueso;
como yo me enflaquecía,
lo medía con mi cuerpo,
se me iba poniendo flaco,
como yo me iba poniendo.
Se me murió mi negrito;
Dios lo tendría dispuesto;
ya lo tendrá colocao
como angelito del cielo...

Desengáñese, comadre,
que no hay angelitos negros.

Pintor de santos de alcoba,
pintor sin tierra en el pecho,
que cuando pintas tus santos
no te acuerdas de tu pueblo;
que cuando pintas tus vírgenes
pintas angelitos bellos,
pero nunca te acordaste
de pintar un angel negro.

Pintor nacido en mi tierra,
con el pincel extranjero;
pintor que sigues el rumbo
de tantos pintores viejos,
aunque la Virgen sea blanca,
píntame angelitos negros.

No hay un pintor que pintara
angelitos de mi pueblo.
Yo quiero angelitos blancos
con angelitos morenos.
Angel de buena familia
no basta para mi cielo.

Si queda un pintor de santos,
si queda un pintor de cielos,
que haga el cielo de mi tierra
con los tonos de mi pueblo,
con su ángel de perla fina,
con su ángel de medio pelo,
con sus ángeles cátires,
con sus angelitos blancos,
con sus ángeles morenos,
con sus angelitos indios,
con sus angelitos negros,
que vayan comiendo mango
por las barriadas del cielo.

Si al cielo voy algún dia,
tengo que hallarte en el cielo,
angelitico del diablo,
serafín cucurusero.

Si sabes pintar tu tierra,
así has de pintar tu cielo,
con su sol que tuesta blancos,
con su sol que suda negros,
porque para eso lo tienes
calentito y de los buenos.
Aunque la Virgen sea blanca,
píntame angelitos negros.

No hay una iglesia de rumbo,
no hay una iglesia de pueblo,
donde hayan dejado entrar
al cuadro angelitos negros.
Y entonces, ¿adónde van,
angelitos de mi pueblo,
zamuritos de Guaribe,
torditos de Barlovento?

Pintor que pintas tu tierra,
si quieres pintar tu cielo,
cuando pintes angelitos
acuérdate de tu pueblo,
y al lado del ángel rubio,
y junto al ángel trigueño,
aunque la Virgen sea blanca,
píntame angelitos negros.